Blog

embarazo en la infancia

El embarazo en menores de 15 años es peligroso, las probabilidades de morir durante el embarazo o el parto aumentan porque su cuerpo no está preparado para ello, es más normal que el bebé nazca con bajo peso, que se produzcan malformaciones en el bebé…

En cuanto al futuro que tienen las madres menores de edad cambia de manera radical y en muy pocas ocasiones es de manera positiva, ya que muchas jóvenes no terminan sus estudios y sus perspectivas de trabajar disminuyen.

Los embarazos en chicas tan jóvenes se producen por la falta de información en educación sexual, la creencia de muchas chicas que piensan que a ellas no les va a pasar nada por mantener relaciones sexuales sin protección o la creencia de que utilizando el coito interrumpido van a evitar un embarazo…

Es muy importante, aumentar la comunicación en general en el seno familiar, debe aumentar el cariño, el afecto, la información, para que la educación evite los embarazos a temprana edad.

Hay que hablar con naturalidad de las relaciones sexuales y de la utilización siempre de métodos anticonceptivos cuando se mantienen relaciones sexuales, de esta forma no solo evitamos embarazos no deseados sino también se reducen de manera considerable el contagio de enfermedades de transmisión sexual.

Debemos enseñar a nuestros jóvenes, como se utilizan los métodos anticonceptivos, no vale con conocerlos, hay que utilizarlos de forma correcta para aumentar su efectividad. Por ejemplo: un condón no debe abrirse NUNCA con los dientes porque se puede dañar.

Para reducir el riesgo de embarazo entre los menores es fundamental educar a los jóvenes, hay que involucrar de forma directa a los niños para que ayuden a dar soluciones.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que “Los adolescentes deberían tener acceso a anticonceptivos sin necesidad de pedir permiso a sus padres o tutores, del mismo modo que las mujeres deberían poder adquirir esos productos sin el permiso previo de sus esposos”

En España las menores de edad tienen acceso a la interrupción del embarazo desde el 23 de septiembre de 2015, que se realiza una modificación de la Ley de 2010 y donde las menores de 16 y 17 años necesitan obligatoriamente y sin excepción, el consentimiento del/la representante legal para interrumpir de forma voluntaria su embarazo y en el caso de existir discrepancia con los padres, será un juez quien medie.

Generalmente, las relaciones sexuales que se mantienen en edades tan tempranas son voluntarias, y en una proporción también alta con chicos también adolescentes, pero, hay que estar alerta con los embarazos producidos como consecuencia de violencia sexual ejercida por algún integrante de su familia o por su entorno cercano bajo amenazas y presión.

Si sabes de alguno de estos casos, debes denunciarlo, es muy importante ayudar a estas niñas que se sienten desamparadas, entre todos tenemos la obligación de ayudarlas.

Comentarios
Añadir comentario